Mantenimiento y limpieza

La mejor manera de mantener las piezas es guardándolas en su embalaje original mientras no sean usadas.

Evita mojarlas y que se manchen de perfume.

Aún así si la pieza se ha manchado puedes limpiar el metal con un paño suave, y si se ha oscurecido, puedes usar un limpiador de plata no abrasivo.

Para mantener el cuero en buen estado, te recomendamos usar leche hidratante. 

Las resinas y los cristales se limpian y mantienen simplemente usando un paño suave.